Desafío 100×12 Edición 2020: kilómetros por tu bienestar

La Organización Mundial de la Salud es bien clara: necesitamos realizar una actividad física. Los niños y jóvenes entre los 5 y 17 años deben tener como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa; los adultos entre 18 y 64 deben dedicar como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas; y, finalmente, los “jóvenes” de más de 65 años deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas (fuente).

Hace cinco años propusimos desde Conecta13 un desafío muy sencillo y lo hemos vuelto a proponer aquí año tras año: hacer a pie, caminando o corriendo, cien kilómetros al mes, es decir, 1200 kilómetros al año, lo cual implica poco más de tres kilómetros al día. ¿Te parece mucho? Si vives a un kilómetro y medio de tu centro de trabajo o de estudios, ¡ya lo tienes hecho! En realidad, el reto que planteamos es incorporar la actividad física a tu vida cotidiana, aunque puedas también dedicar un tiempo especial al deporte más allá de este “desplazamiento” mínimo.

Para animarte, este año 2019 que ya acaba hemos participado 88 personas en el Desafío 100×12 y todos juntos hemos recorrido 86.185 kms, además de quemar ocho millones de calorías. ¿Cómo sabemos todo esto? Porque usamos la app Endomondo para contabilizar nuestros kilómetros ya sea cuando andamos o corremos (mediante nuestro teléfono, alguna pulsera deportiva o reloj inteligente) o después de hacer ejercicio. En todo caso, recuerda que no estamos en una carrera o en una competición para ver quién hace antes los 1200 kilómetros: corres o caminas por ti mismo y contra el sedentarismo y los demás estamos aquí para apoyarte y, si se puede, acompañarte.

Así pues, hazte un favor: muévete. Vístete con ropa cómoda, pon algo de música o busca a alguien que camine o corra contigo y ¡a hacer kilómetros por tu salud!

Fotografía de Fitsum Admasu en Unsplash

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: