Al sur de Extremadura: IESO Matías Ramón Martínez

Frente al blanco de las fachadas de las casas de Burguillos del Cerro destaca la escalera de colores que conduce al IESO Matías Ramón Martínez. Del mismo modo, frente al Burguillos agrícola y ganadero, el IESO Matías Ramón Martínez ofrece a su alumnado una experiencia tan moderna que ha requerido atreverse a cambiarlo todo para que la puerta de entrada al instituto sea para los chicos y chicas del pueblo como una nueva Narnia, el umbral de una vida futura y no una pieza más de un engranaje que los ancle al pasado sin remisión.

Entrada del IESO Matías Ramón Martínez

Raquel Villa, jefa de estudios del instituto, nos enseña el centro con orgullo. En la segunda planta un pasillo luce una moqueta de césped artificial, varios grandes cojines y unas taquillas con las iniciales del centro recicladas de antiguos “contenedores” de torres de PC. Nos explica, como más tarde reiterará el director del centro, que este es un espacio muy “visitado” por los estudiantes y también por algunos docentes, que lo utilizan para hacer tutorías.

Precisamente las dos palabras claves que resuenan en mi memoria son tutorías y proyectos. Por un lado, pudimos asistir a las “sesiones” (me resisto a llamarlas “clases”, mucho menos “lecciones”) que transcurrían en las dos “aulas de proyectos”: alrededor de diversas mesas de trabajo, con sus netbooks en ristre, estos jóvenes, quizás los nuevos templarios de Burguillos, preparaban, por un lado, volúmenes de gran tamaño en el aula de Ciencias y, por otro lado, cerraban y ensayaban en el aula de Humanidades una presentación tras una reciente visita a Mérida; mientras, sus profesores les asistían sin pausa en el desarrollo de los trabajos que estaban realizando. El ambiente era de concentración en la tarea pero también de autonomía y cooperación y los chicos y chicas estaban tan atentos a su trabajo como dispuestos a contar a los visitantes qué estaban haciendo y por qué.

Por otro lado, el Plan de Acción Tutorial (PAT) es también una herramienta fundamental en este instituto. La tutoría contempla dos cuestiones: si una de las horas de tutorías representa lo que podríamos llamar la “tutoría convencional”, centrada en el aprendizaje y la convivencia, la segunda hora se dedica a los valores y la competencia social a través de un programa intergeneracional en el cual los estudiantes de Secundaria interactúan con personas mayores y estudiantes de Primaria para la realización de diversas tareas más o menos complejas.

Precisamente el día de nuestra visita tuvimos ocasión de saludar a José, un “joven” de 90 años que ayudaba al alumnado de Secundaria a comprender los retos de la vida desde su experiencia como adulto, como trabajador emigrante en Alemania durante más de veinte años y como vecino de Burguillos. Ver a José preparar, junto a otras personas “jóvenes” y niños de Primaria, unas pizzas en la cocina del centro ha sido una de las escenas más educativas (y divertidas) que he tenido la suerte de disfrutar en mucho tiempo.

Pizzería intergeneracional del IESO Matías Ramón Martínez

De cualquier forma, nadie mejor para contarnos cómo funciona el IESO Matías Ramón Martínez que el director del centro, Juan Diego Ortíz, con quien tuve la suerte y el honor de compartir la tarde previa gracias a una sesión de formación del profesorado organizado por el CPR de Zafra y su asesor tecnológico, Francisco Javer “Rubi” Masero. Os dejo con la entrevista que realicé a ambos en el propio instituto.

En definitiva, tenemos en el IESO Matías Ramón Martínez un referente interesante que nos permite comprender cómo un centro que quiera prestar un buen servicio a su alumnado se adapta a los nuevos tiempos y a las necesidades de los estudiantes y la sociedad, modificando para ello las prácticas de enseñanza, la organización y los espacios del centro. Gracias de corazón al equipo directivo del instituto y a su claustro (con parte del cual compartí tarde de trabajo y un buen desayuno en el instituto) por la bienvenida al centro, y gracias al CPR de Zafra y a Francisco Javier Masero por hacer posible esta visita.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: