En vacaciones, a jugar (1): juegos de mesa comerciales

Aprendizaje basado en el juego y gamificación

juego de mesa

Hace algún tiempo descubrí el mundo de los juegos de mesa. Desde entonces he probado muchos de esos juegos, he visitado muchas tiendas en diversas ciudades y he hablado con muchas personas que se divierten y aprenden jugando con esta nueva generación de juegos de mesa.

El juego y los juegos de mesa me interesan por dos razones complementarias: soy padre y soy educador. Me gusta que mis hijos se ilusionen cuando les pido jugar conmigo y que dejen sus dispositivos electrónicos para reírse y hablar con nosotros. Sin ir más lejos, disfruté profundamente la experiencia de jugar todos juntos, adultos y niños, alrededor de la mesa la pasada Navidad – ¡a pesar de que no soy una persona especialmente navideña!

Por otro lado, estoy absolutamente convencido del potencial de los juegos (¡siempre lo hemos sabido!) y los juegos de mesa en educación (o en gestión empresarial, dicho sea de paso). En diversas entradas he podido ya explicar en qué consiste este potencial así que a ellas me remito si quieres saber cuál es mi opinión al respecto:

Hoy quisiera mostraros mi ludoteca. Mi intención no es simplemente recomendar juegos sino simplemente contaros qué he aprendido o cómo lo he pasado jugando con mis hijos o mis estudiantes, aunque obviamente si hay una clara intención de animaros a jugar y a reflexionar sobre el potencial del juego y el juego de mesa.

Por otro lado, mi ludoteca es un poco “especial”. En ella puedes encontrar fundamentalmente juegos de los conocidos como micro gamesfillers: juegos de partidas de menos de treinta minutos, fáciles de aprender, generalmente muy portátiles y económicamente asequibles. Estos micro games son generalmente aptos para jugar con un rango de edad muy amplio (normalmente a partir de siete y ocho años), no necesitan tablero y contienen pocos elementos, por lo cual se pueden jugar (casi) en cualquier sitio. Por todas estas razones encuentro estos juegos idóneos para una ludoteca familiar y, también, escolar.

¡Así pues, comenzamos!

Empezaré por mi pequeña colección de juegos de reconocimiento visual. Con ellos he descubierto que hay ciertas personas, como mi hija, especialmente “dotadas” para el reconocimiento visual y que son capaces de “ver” a una velocidad superior a la media, pero que esto no hace que los juegos pierdan interés porque muchos de ellos incluyen otros componentes (repertorio léxico, coordinación óculo-manual, etc.) que equiparan los distintos niveles de destreza visual. En esta categoría se encuentran

  • Dobble (y Dobble Hollywood o Dobble Kids): sin lugar a dudas, el mejor juego para convencer a cualquiera de que los juegos de mesa han vuelto más divertidos y atractivos que nunca.
  • Visual Panic: un juego complicado pero que cuando se calienta la vista puede llegar a ser muy interesante. Consiste en “ver” figuras y palabras de distintos colores y ser capaz de memorizarlas en el menor tiempo posible.
  • Sblap: es una de mis últimas adquisiciones y consiste en reconocer aliens similares, crear una palabra con la letra que cada alien tiene asignado y recordar la serie de palabras. Es un juego sencillo pero gusta mucho a los niños tanto por la parte de reconocimiento visual como por la de memoria.
  • Swish: un juego con cartas de plástico transparente realmente atractivo basado en reconocimiento de patrones; lo recomiendan a partir de ocho años pero yo creo que habría que subirlo un par de años más. Eso sí, una vez que aprendes la mecánica es muy adictivo (incluso en modo solitario).
  • Gobb’it: un juego divertido de reconocimiento de animales de colores (el gorila, la serpiente, el camaleón o la pobre mosca) relacionados por la implacable cadena alimenticia. Está en la línea de Sblap pero sin la parte léxica así que creo que es un juego que puede ser divertido en casa pero tiene menos recorrido en clase.
  • Fantasma Blitz y Fantasma Blitz 2.0: este juego de reconocimiento visual incorpora objetos (¡y hay que ser rápidos para cogerlos!), lo cual los hace especialmente interesantes. A los niños les gusta mucho aunque no sé cómo podríamos usarlo en clase… aun.

Hay una amplia colección de juegos basados en la competencia comunicativa, desde los que se basan en el léxico, los que exigen construir oraciones y los que requieren crear historias de gran complejidad. Comenzaremos por los juegos de la comunicación no-verbal:

  • Ritmo y Bola : no estoy convencido de que Ritmo y Bola sea realmente un juego pero sí sé que las veces que lo he usado para despedir un taller o una clase ha sido siempre un éxito (y es una buena manera de vincular ritmo y comunicación no-verbal); eso sí, hay que trabajar bien antes la confianza y la participación.
  • Tokyo Train: Este juego combina la comunicación no-verbal con el nombre de los colores en una lengua extranjera (aunque ya os aviso que las palabras que se proponen no son realmente los colores en japonés); la partida que jugamos en clase fue muy divertida y puede servir para trabajar la interdependencia y la comunicación cara a cara facilitadora del aprendizaje.

A continuación algunos juegos basados en la creación de palabras:

  • 4 en letras: una sencilla “baraja de letras” puede convertirse en un juego muy interesante si tiene un buen manual de instrucciones lleno de posibles juegos. Lo llevo casi siempre en la mochila para jugar en modo solitario.
  • Djam: de la misma editorial que Dobble, es un juego rápido en el cual tendrás que buscar palabras para una serie de temas; más palabras, más gemas ¡y así hasta la victoria siempre!
  • Ide4s: encontré este juego multilingüe en Madrid y no pude resistir la tentación de adquirirlo aunque la mecánica no puede ser más simple (un tema y un reloj de arena con los cuales comenzar una carrera para ver cuántas palabras podemos encontrar que respondan al tema propuesto); será otro de los juegos que…
  • Buzz It: O como lo llama mi amigo Julián (Jugamos Una), el Un, dos, tres… de bolsillo. Esta pasada Navidad fue también uno de los juegos que más contribuyó a pasar un rato divertido.
  • Time’s Up: algunos de estos juegos de mesa de nueva generación han ganado la popularidad suficiente para dar el salto de las tiendas especializadas en juegos de mesa a las tiendas generalistas, como es el caso de DobbleJungle Speed o de Time’s Up. Este juego, que combina mímica, definiciones y buena memoria, puede ser usado en una buena tarde de juegos en casa (preferiblemente si el grupo es mediano o grande) o en clase, donde quizás querríamos usar alguna de las versiones “temáticas” del mismo juego.

Más allá de las palabras, hay un buen número de juegos que pretenden estimular nuestra imaginación a partir de la creatividad lingüística:

  • Dixit: quizás el juego de creatividad lingüística por excelencia, representa una carrera en la cual para avanzar tienes que construir una oración a partir de unas imágenes (¡sólo ver las imágenes es ya un placer!) pero esa oración tiene que ser lo suficientemente ambigua como para que algunos participantes la sepan interpretar y otros no.
  • Speech: este juego, que pertenece a Cocktail Games, no es más que una colección de imágenes pero las “recomendaciones de juego” que incluye lo hacen muy recomendable; desafortunadamente no sé si está editado en España y en español (yo lo tengo en francés – aunque esto solo afecta a las instrucciones, claro).
  • Ici Londres: también de la serie de Cocktail Games y tampoco editado en España, este juego – una especie de Dixit temático ambientado en la II Guerra Mundial, plantea crear mensajes en clave de tal forma que los miembros de la resistencia se puedan comunicar sin que el oficial nazi pueda entenderles.
  • Story Cubes: los dados de los Story Cubes son una fantástica inversión en imaginación e historias; puedes encontrarlos en tres modalidades (básica, viajes y acciones) y hace poco han salido algunas variedades más en cajitas de tres dados (prehistoria, crímenes, cuentos de hada, medicina). La página de los Story Cubes ofrece diversas formas de jugar pero no te costará nada encontrar formas originales de usarlos: versatilidad, buen tamaño y buen precio hacen de estos dados una de las mejores inversiones posibles.
  • Black Stories (50 misterios escalofriantes): esta baraja de cartas ofrece en el anverso un misterio absurdo y en el reverso su solución y puede ser el detonante de un juego de preguntas “sí-no” o de una narración que de sentido al absurdo misterio.
  • Hombres Lobo de Castronegro: uno de mis juegos favoritos en casa y en la clase, la pequeña caja de los Hombres Lobo tiene el potencial de crear un escenario que implica a los participantes en un intenso debate acerca de quién es el hombre lobo que está aniquilando a la tranquila aldea de Castronegro; en mi historial queda, además, haber jugado ya una partida con más de 40 personas y otra con unas 80 personas (¡ahí queda eso!).
  • Saboteur: el juego de los enanos que excavan en busca de un tesoro sin saber que algunos de ellos son unos traidores que no quieren que la expedición llegue a buen fin fue el éxito de la Navidad pasada en mi casa y, realmente, triunfa siempre que se abre la caja; aunque no es excesivamente “comunicativo”, da pie a muchas intrigas y discusiones acerca de las intenciones de los participantes.
  • Hanabi: este “cinquillo cooperativo” ha sido una de mis últimas adquisiciones y me encanta cómo el hecho de jugar con las cartas al revés fuerza la comunicación y la cooperación entre los jugadores; es ideal para hacer ver a los participantes que un objetivo común conseguido a través de la cooperación puede ser tan retador y emocionante como la competición y el individualismo; además, Hanabi me ha dado la idea para jugar a…
  • Onirim de un modo distinto a como propone su autor. Onirim es un solitario, magníficamente editado, en el cual tienes que escapar de tus pesadillas moviéndote (metafóricamente) por una serie de habitaciones hasta encontrar las puertas de salida de tu sueño: ¿no es mejor, pensé, intentar ayudarnos y escapar todos juntos de nuestras pesadillas? Et voilà! De todos modos, hablaremos de este asunto en mi próxima entrada sobre juegos…
  • Alibi: hay muchos juegos clásicos que se han visto “encajados” y Alibi es uno de ellos pues recuerdo haber jugado a este juego de interrogatorio cuando era muy pequeño en clase de inglés; en todo caso, se agradece el trabajo de proporcionar coartadas divertidas para “aligerar” el juego aunque…
  • Timeline EventosTimeLine Inventos: la pequeña caja de Timeline fue una de mis primeras adquisiciones y sigue siendo uno de mis juegos favoritos por el potencial de hacernos preguntas que conlleva: ¿cuándo ocurrió este suceso histórico?¿En qué consistió realmente?¿Quién llevo a cabo este invento? Obviamente, es un juego claramente recomendable para clase, adaptable a distintos niveles educativos eligiendo bien las cartas.
  • Mascarade: mi amigo Jorge, de la Librería Mazinger (Oviedo), me recomendó este juego y no se equivocó; es un sencillo juego de carta con una presentación estupenda y en el cual es necesario ejercitar la memoria y farolear para ser capaz de llevar la partida a buen término; tanto en casa como en clase ha dado bastante de sí este sencillo juego de cartas acompañado por un buen puñado de monedas.
  • Ikonikus: la baraja de cartas de Ikonikus permite trabajar la comunicación icónica y las interpretaciones de manera divertida; al menos, tan divertidas como sean las preguntas que os hagáis mientras estáis jugando. Es, desde que lo encontré, uno de mis juegos favoritos.
  • Érase una vez…: este juego de cartas, magníficamente ilustradas y presentadas, te ofrece un principio y un final para una narración y la competición consiste en ver quién es capaz de hacer que la historia culmine con su final.
  • La Isla Prohibida: reconozco que tengo debilidad por los juegos cooperativos y La Isla Prohibida es eso fundamentalmente: cooperación. Un grupo de exploradores llegan a una isla en busca de una serie de tesoros y tendrán que cooperar para conseguir los tesoros antes de que la isla se hunda definitivamente en el mar. He jugado con él en casa pero se podría hacer alguna adaptación para jugar por equipos en clase añadiendo otros retos.
  • Manzanas con Manzanas: Encontrar una buena respuesta para una pregunta sin sentido es la clave en este juego, todo un clásico en otros países pero poco conocido en España. En mi casa este juego gusta mucho y creo que también tiene potencial para clase con ciertas modificaciones.
  • Las Vegas Quiz: este fue uno de nuestros juegos favoritos la pasada Navidad: preguntas cuyas respuestas son imposibles de conocer y apuestas hacen de él un juego muy entretenido y que además…

Finalmente, me gustaría comentar algunos juegos que me gustan mucho, aunque no encajan bien en la categoría de “juegos comunicativos” (en principio, porque en realidad hay siempre comunicación). Podríamos comenzar por dos “juegos” que no uso como se los autores pensaron que se deberían usar:

  • Bru-ha-ha: en principio la cajita de Bru-ha-ha contiene un sencillo juego de memoria y emparejamientos con animales pero… ¿he dicho emparejamientos? Como con Onirim, hablaremos de este juego en la próxima entrada…
  • Ugha Bugha: estas dos palabras tan prehistóricas dan nombre a un juego de “memoria lingüística” en el cual hay que recordar una secuencia de palabras en un supuesto lenguaje prehistórico basado en exclamaciones y onomatopeyas. Y para mí se ha convertido en el mejor compañero del Bru-ha-ha…

Por otro lado están dos juegos que estarían en la órbita de las damas o el ajedrez pero sin tablero: son Soluna y Hive, ambos tremendamente portátiles, magníficamente diseñados y que pueden ser divertidos en series de partidas cortas y rápidas. Finalmente, entre los más pequeños de la casa hay dos juegos que gustan mucho: Animal sobre AnimalLa danza del huevo. Ambos son muy divertidos y ofrecen unos materiales atractivos y de calidad (y sí, ambos se pueden jugar con adultos en ciertas condiciones).

En fin, esta es mi ludoteca. ¿Te gustaría saber algo más sobre algún juego?¿Querrías recomendarme algún juego?


 

Y en una segunda entrada hablaremos de creación y reciclado de juegos y también de juegos con “código libre”; será en esa entrada donde se cierren todos los “puntos suspensivos” y los “además…” abiertos en esta entrada…

Imagen: Several play figures on a board of wood via Shutterstock

Tags: , ,

20 Respuestas a En vacaciones, a jugar (1): juegos de mesa comerciales

  1. eduideas dice:

    Hola

    Pues Alien, un “hundir la flota” avanzado y que fomenta la memoria. De tablero eurogame clásicos, Puerto Rico imagino que ya lo conoces. Si a tu hija le va la memoria visual, prueba un clásico: Set.

  2. […] Hace algún tiempo descubrí el mundo de los juegos de mesa. Desde entonces he probado muchos de esos juegos, he visitado muchas tiendas en diversas ciudades y he hablado con muchas personas que se divierten y aprenden jugando con esta nueva generación de juegos de mesa…  […]

  3. […] Hace algún tiempo descubrí el mundo de los juegos de mesa. Desde entonces he probado muchos de esos juegos, he visitado muchas tiendas en diversas ciudades y he hablado con muchas personas que se d…  […]

  4. Elena dice:

    Buena recopilación de juegos. Algunos los desconocía. Añado a la lista Concept, de Asmodee. Creo que está editado en castellano y consiste en definir conceptos a través de imágenes representadas en un tablero. En este video hay una explicación: https://www.youtube.com/watch?v=GiG7lzxpNAU

  5. RemeiGG dice:

    ¡Qué magnífica recopilación! Me ha gustado mucho. Me lo apunto todo y lo comparto.
    Decir que yo usé el de los hombres de Castronegro el curso pasado en mi tutoría de 5º los días que llovía y no podíamos salir al patio… ¡Y se lo pasaban pipa! Madre mía, guardo un recuerdo supergrato de esos momentos porque realmente disfrutaban mucho. También usamos el Érase una vez de Sage para desarrollar la competencia lingüística y explorar la creación de historias.
    Muchas gracias por las recomendaciones.

    • ftsaez dice:

      Gracias por tu comentario. Los Hombres Lobo son una apuesta segura y Érase una vez, pues también, aunque yo no sabía si funcionaría en Primaria. Gracias por comentarlo. Saludos

  6. […] “ Hace algún tiempo descubrí el mundo de los juegos de mesa. Desde entonces he probado muchos de esos juegos, he visitado muchas tiendas en diversas ciudades y he hablado con muchas personas que se divierten y aprenden jugando con esta nueva generación de juegos de mesa…”  […]

  7. Aroa dice:

    Me encanta, siempre con propuestas interesantes y prácticas.

  8. Daniel Ortiz dice:

    Gracias por contar con el 4 en letras en tu lista, es todo un honor :), espero que sigas las novedades de los nuevos modos de juego para que la baraja de 4 en letras te dure en diversión 😉

    • ftsaez dice:

      Gracias, Daniel, por tu comentario y aprovecho para darte las gracias por tu juego, que es uno de los fijos en mi mochila!

      • Daniel Ortiz dice:

        Hola Fernando, uno le llena de felicidad cuando le dicen algo así, sobre los nuevos modos de juego, en la página de EDGE puedes encontrarlos, aunque por ahora solo hay uno disponible y es el modo comercio http://www.edgeent.com/noticias/articulo/comercio_para_4_en_letras el cual recomiendo aunque necesite fiches para variar mucho las reglas del juego 4 en letras, convirtiéndolo en un juego nuevo aunque el objetivo sea formar una palabra, pero como siempre digo, van a venir muchos más modos, algunos de ellos ya creados, así que la diversión es difícil que acabe con 4 en letras 🙂

        Gracias!

  9. […] de alguien que los expresa mejor y sabe más os recomiendo esta trilogía sobre la gamificación: 1, 2 y 3 de mano de Fernando […]

  10. Imma Marín Santiago dice:

    Hola Fernando, añodo algunos juegos a tu colección. El primero Cerditos al galope, jugué ayer con él y em ha encantado por su dinámica original y su estrategia, tan diferente a las habituales. Te añado uno más: El principito, hazme un planeta de Ludonaute, también con una estrategia original en donde cada jugador tiene por objetivo crear el planeta más bonito posible, eso sí, con unas reglas precisas que lo complican y le dan “emoción”. así dar cobijo a todos los amiguitos del Principito. En mi blog, Jugar, una forma de vivir, puedes encontrar algunos más. En la última entrada ( http://www.immamarin.com/2015/03/les-5-tendencies-de-la-toy-fair/ ), explico las tendencias, a mi entender, de la recién acabada feria del juguete de New York. Un abrazo

    • ftsaez dice:

      ¡Gracias, Inma! Leí tu entrada cuando la publicaste y me interesaron mucho algunas de esas tendencias (makers, open-ended playing, smart games,…). Estaremos atentos para ver en qué se concretan (y cuándo nos llegan). ¡Gracias por pasarte por mi blog!

  11. Aida Ivars dice:

    ¡Muchas gracias Fernando! Ahora que Tomás y yo estamos descubriendo nuevos juegos que enganchen y de corta duración (y compartiendo juegos para aprender Ciencia) esta entrada tuya me ha encantado. Casualmente, buscando juegos de Ciencia en boardgamegeek.com esta semana encontramos Timeline Discoveries, y estamos esperando que nos llegue junto al Events y el Inventions. Puestos a comprarlo, no podíamos resistirnos. Me ha hecho mucha gracia leer que también fue una de tus primeras adquisiciones. El storycubes de prehistoria también lo tenemos y está genial. 😉 ¡Un saludo!

  12. […] parchís y la oca. Y si no me crees puedes ver estos artículos del amigo Fernando Trujillo (éste, éste o éste otro). Te recomiendo algunos de los que he probado y que pueden obrar el milagro: […]

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: