Un año es mucho tiempo: sobre el devenir del proyecto educativo de ciudad en Algeciras

Ciudad Educadora, Compromiso

Siempre he defendido que quienes nos dedicamos a la educación debemos asumir el compromiso social como una parte importante de nuestra tarea. Si hoy la educación ya no está restringida exclusivamente ni al espacio ni al tiempo de la escuela, nuestra responsabilidad con la sociedad no acaba con hacer que nuestra clase o nuestro centro educativo funcione bien. En ese sentido, coincido con Philippe Merieu cuando afirma que “ser profesor es una forma particular de estar en el mundo”: sí, es un estar comprometido con la educación como herramienta fundamental de construcción de la sociedad y del individuo.

Por esa misma razón desde hace un cierto tiempo he venido pronunciándome en relación con el concepto de ciudad educadora. Así, ya propuse en 2015 algunas cuestiones que podríamos hacernos como ciudadanas y ciudadanos ante las entonces inminentes elecciones locales para hacer de nuestras ciudades verdaderos agentes educativos. También más tarde, el pasado año 2016 aproveché la invitación del centro de la UNED en el Campo de Gibraltar para pronunciar una conferencia titulada De la escuela emancipadora a la ciudad educadora, que sirvió – entre otras cosas – para que el PSOE de Algeciras se concienciara sobre el tema y llevara al Pleno del Ayuntamiento una moción para que la ciudad de Algeciras diseñara su propio proyecto educativo y se adhiriera a la Red de Ciudades Educadoras. Tras la aprobación de esa moción, en enero de 2017, escribí la entrada Algeciras, ciudad educadora, donde intentaba aportar algunas ideas operativas sobre el proceso de diseño de un proyecto de ciudad educadora. En la misma línea escribí en febrero de 2017 unas notas para el diseño de un proyecto educativo de ciudad (el caso de Algeciras) y en abril de 2017 una última entrada sobre el tema titulada ¿Puede una ciudad no ser educadora?, en la cual detallaba que según los planes acordados por el Consejo Escolar Municipal

en mayo se tendrá listo un organigrama de trabajo, a finales de octubre se analizarán las propuestas de actuación posibles y en diciembre estará lista una versión inicial del proyecto educativo de ciudad.

Es decir, que si estamos en diciembre, Algeciras ya debería disponer de un primer borrador de proyecto educativo de ciudad.

Sin embargo, nada de esto ha ocurrido: ha pasado un año y estamos (casi) como en enero de 2017. Por esa razón mi intervención ayer, día 13 de diciembre de 2017, en el programa Hoy por Hoy de Radio Algeciras de la Cadena Ser ha girado en torno a este tema. A continuación dejo el audio del programa y el texto de mi intervención, aunque soy consciente de que este es un tema “local” y puede que no interese a quien se acerque a este blog desde fuera de Algeciras. Te pido disculpas sí es así pero espero que entiendas que los compromisos no son solo buenos deseos sino que también requieren el posicionamiento público para reclamar a la Política y a los políticos que cumplan con sus obligaciones. Este es el objetivo, en definitiva, de esta entrada y del audio que la acompaña.

Gracias por tu comprensión.


Un año es mucho tiempo. ¡Pasan tantas cosas en un año! Desde la llegada de Donald Trump, que juró su cargo el 20 de enero de 2017 han ocurrido muchas cosas, como la sentencia del caso Nóos, la paz en Colombia, la declaración del presidente Rajoy como testigo del caso Gürtel, la compra del Banco Popular por el Banco Santander, los atentados de Barcelona y Cambrils o la declaración de independencia en Cataluña.

Aunque a menor escala, en cada ciudad también ocurren muchas cosas en un año. Echando la vista atrás vemos que nos han dejado Pepe Ojeda, Juana Mari Moreno y Ventura Morón, entre otros, o que Algeciras se ha echado a la calle para reclamar mejores conexiones ferroviarias, un servicio hospitalario a la altura de nuestras necesidades o en apoyo a la estiba o para reclamar la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas y locales.

Sin embargo, hay un asunto para el cual el tiempo no ha pasado. En principio parece un asunto menor, porque las cosas de educación siempre nos lo parecen. Son cosas de niños, de patios de colegio, de “maestros protestones”, de padres ofuscados pero nada más. Nada más porque para percibir que Educación es sinónimo de oportunidades, de crecimiento, de desarrollo e, incluso, de bienestar o de riqueza, para eso hay que tener la mirada puesta en el futuro, la cabeza bien llena de argumentos y el corazón instalado en la pasión por transformar la realidad.

Pues bien, hace un año, en el Pleno del Ayuntamiento de Algeciras celebrado el 9 de enero de 2017, se aprobó por unanimidad la moción presentada por el Grupo Socialista en relación con el diseño del Proyecto Educativo de la Ciudad de Algeciras y su adhesión a la Red de Ciudades Educadoras. Desde esa fecha pasaron cuatro meses hasta que el 25 de abril se llevara al Consejo Escolar Municipal la adhesión de Algeciras a la Red de Ciudades Educadoras. Finalmente, aprobada esta adhesión, no ha sido hasta el pasado lunes día 11 de diciembre que se ha vuelto a reunir el Consejo Escolar Municipal para constatar que Algeciras aun no se ha unido a la Red de Ciudades Educadoras (véase nota al pie) y el Consejo Escolar se ha emplazado a enero, justo un año después de la aprobación en pleno, para decidir, a estas alturas, qué entidades o personas pueden formar parte de la comisión que trabaje por el proyecto de ciudad educadora.

¿Es un año un margen de tiempo razonable? Como diría Pau Donés, depende. En la larga historia de la ciudad de Algeciras un año más o un año menos no parece que vaya a marcar la diferencia; sin embargo, en nuestra experiencia cotidiana de la historia, no haber empezado aún significa que los trabajos de Algeciras como Ciudad Educadora arrancarán, en el mejor de los casos, en 2018, a un año de las próximas elecciones municipales, y por tanto cabe la posibilidad de que el proyecto de ciudad educadora no se haga efectivo antes de que se convoquen estos nuevos comicios.

Ante esto es justo denunciar que el Ayuntamiento de Algeciras y la Concejalía de Educación no han cumplido con los compromisos adquiridos por el Pleno en un margen razonable de tiempo; así mismo, es justo pedir a todos los partidos políticos, incluido el partido que gobierna en Algeciras, que asuman esta línea de actuación como prioritaria para consolidar así un proyecto que ni siquiera ha nacido aún y mantener este compromiso cuando elaboren sus programas y empiecen sus campañas electorales.

Las ciudades se construyen con dos tipos de ladrillos. Por un lado están los ladrillos visibles, que sirven para levantar edificios y construcciones; por otro lado están los ladrillos invisibles, como la educación: sobre ellos se construyen la convivencia y el bienestar presente y futuro de una ciudad. Nosotros hemos tardado un año en poner la firma que dé paso a la creación de uno de esos ladrillos. Espero, a partir de ahora, que no tardemos un año en poner el siguiente ladrillo.


Nota: según me confirman diversas fuentes, la adhesión de Algeciras a la Red de Ciudades Educadoras ha sido tramitada por el Ayuntamiento de la ciudad el mismo día 11 de diciembre por la tarde, tras la reunión del Consejo Escolar Municipal, pocas horas antes de que se emitiera el audio que he insertado más arriba. Me alegra esta noticia. Ahora resta diseñar el proyecto educativo de ciudad y, por supuesto, ponerlo en funcionamiento: todo acaba de empezar.

Fotografía: Diego Delso, delso.photo, License CC-BY-SA

Tags:

2 Respuestas a Un año es mucho tiempo: sobre el devenir del proyecto educativo de ciudad en Algeciras

  1. Palma dice:

    Me alegro mucho por tu acción, y cómo no, por la reacción que, aunque razonablemente debía haber sido antes, es un paso importante.
    Gracias Fernando por contribuir a una Algeciras mejor.

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: