Por un cambio de foco en la formación inicial del profesorado: del qué memorizar al qué hacer

Formación inicial del profesorado

cuadricula

El lunes comienza el curso en mi universidad, la Universidad de Granada. La pesada máquina de la universidad, que hasta hoy mismo ha estado haciendo exámenes de la convocatoria extraordinaria de septiembre, se quita el lunes el gastado traje del curso 2012-2013 y se viste con un nuevo vestido, el ropaje del curso 2013-2014. Arranca un nuevo curso, llega nuevo alumnado: es, por tanto, el momento de nuevas ideas y nuevos proyectos.

Mi propuesta hoy, viernes, es cambiar el foco en la formación inicial del profesorado (y, por supuesto, en mis propias clases, si es que no lo he hecho ya). La universidad es, todavía y en buena medida, el espacio de la memorización como vía de acceso al “saber”. Nuestras clases son un volcado de palabras (escritas y oralizadas) desde los docentes hasta el alumnado, quienes le devuelven el favor cuando llega el momento de la evaluación mediante la regurgitación de los contenidos a través de un examen. Esta descripción (que como toda generalización tiene también algo de irreal) afecta a la gran mayoría de los estudios universitarios pero es especialmente grave en la formación del profesorado pues contribuye a la reproducción de estrategias de enseñanza viciadas e ineficaces.

Mi propuesta concreta es la siguiente: pongamos el foco en qué hacer y no en qué memorizar. La planificación, la toma de decisiones, la cooperación y el esfuerzo para obtener un producto concreto vinculado con tus objetivos de aprendizaje representa un camino en el cual aprendices y docentes comparten el viaje, la búsqueda de orientación y dirección, la selección de herramientas y las estrategias de valoración. Además, en el cambio de foco está la asunción del estudiante como agente, como persona con capacidad para la acción, para la construcción del conocimiento y la gestión de su propio aprendizaje.

Este es el sentido, también, del documento que hemos elaborado en Conecta13. Como describimos en nuestra web, en este documento ofrecemos “15 actividades de aprendizaje y 14 artefactos digitales, de tal modo que para que cada una de las primeras tienes varias opciones de entre los segundos, así podrás elegir las actividades y tipos de contenidos digitales que mejor se adapten a tu proyecto curricular, a los recursos de los que disponéis y a la edad de tu alumnado.” El principio es pensar las actividades, qué hacer para aprender, pues el cómo y con qué herramienta viene dado por la actividad.

¿Qué quieres hacer?¿Debates?¿Diarios de aprendizaje?¿Ejes cronológicos?¿Storytelling? Esa es la decisión que debemos tomar, qué hacer, y no qué memorizar.

tabla_ArtefactosDigitalesFinalmente, el documento de Artefactos Digitales tiene una licencia Creative Commons de tal forma que puedes utilizarlo libremente siempre que (1) menciones al autor del mismo, en este caso Conecta13, con un enlace a nuestra web (http://conecta13.com), (2) no lo utilices con fines comerciales y (3) si lo reutilizas para generar una obra derivada, esta tiene que estar publicada con la misma licencia (CC-by-nc-sa).

Espero tu opinión: ¿te animas a cambiar de foco?

Imagen: US CPSC

Tags: ,

3 Respuestas a Por un cambio de foco en la formación inicial del profesorado: del qué memorizar al qué hacer

  1. Ju dice:

    Gracias por compartir! Estoy totalmente de acuerdo, aprendemos haciendo!
    Saludos desde Brasil!
    JUlieta

  2. Fenomenal, espléndida idea, bravo por ese profesor valiente que se atreve a innovar utilizando las TIC como herramientas de trabajo y ofrece a sus alumnos aquello que cree más util y eficaz para el aprendizaje. ¿Cómo es posible que algunas Universidades aun planten las TIC como una especialidad?

  3. […] Por un cambio de foco en la formación inicial del profesorado: del qué memorizar al qué hacer (Fernando Trujillo) […]

Deja un comentario

%d personas les gusta esto: