El eclipse: propuestas para que salga el Sol

Compromiso

Estamos en mitad de un eclipse, la oscuridad más grande que nunca hemos conocido y que jamás pudimos imaginar. Todas las certezas se han tambaleado porque todas eran una ilusión: el único objetivo era la riqueza y la única motivación era la avaricia.

Las consecuencias del eclipse las pagamos y las sufrimos todos pero de manera inversamente proporcional: cuanto menos tengas, más pagarás. Menos estudios, menos recursos, menos estabilidad, menos dinero: más sufrimiento.

Los culpables del eclipse no solo no pagarán sino que muy probablemente serán más ricos cuando el eclipse acabe. En realidad, eso es el eclipse: un gran ataque del capital financiero a la única caja que se resistía, el Estado. En Europa han caído Grecia, Irlanda y Portugal. Nadie sabe realmente cómo evolucionará el eclipse. Pero sus creadores se enriquecerán con la oscuridad.

Me pregunto cada día y cada noche qué puedo hacer. Qué puedo hacer para que la oscuridad no afecte a los míos. Qué puedo hacer para que todos podamos salir de la oscuridad. Qué puedo hacer para denunciar la trama que ha creado el eclipse y el gran ataque al Estado. Qué puedo hacer. Qué podemos hacer.

Esto es lo que he pensado desde la perspectiva de un ciudadano y un educador.

  • Busca información crítica y realiza una lectura crítica de la información.
    • No seas incauto: los medios de comunicación no cuentan la Verdad, fabrican verdades en respuesta a complejas redes de intereses de todo tipo. Si quieres “entender”, pregúntate siempre qué poder sostiene a los medios de comunicación y que implicaciones tiene este sostén.
  • Procúrate información global:  la economía, la sociología, la política, el medioambiente, la educación, la medicina, todo está relacionado.
    • Y toda la información, leela críticamente.
  • Construye en la medida de tus posibilidades una visión global crítica del mundo y define tu posición en él.
    • Y cada cierto tiempo, busca el conflicto dentro de tu visión global: sométete a dudas y a preguntas propias o a partir de la conversación con amigos y amigas.
  • Como docente, asume una actitud profesional coherente con tu visión global del mundo.
    • La dignidad consiste en encontrar coherencia entre lo que se piensa, se dice y se hace.
  • Determina el marco pedagógico, que se actualizará en tu práctica educativa.
    • Todo docente maneja, de manera implícita o explícita, una “teoría de la enseñanza-aprendizaje” como resultado de (1) sus experiencias como estudiante y (2) su formación y su experiencia profesional: ¿cuál es la tuya?¿Estás realmente de acuerdo con tu propia teoría?
  • Revisa críticamente tu marco y tu práctica educativa, la coherencia de su relación y sus implicaciones sociales (y en la vida de tus estudiantes).
    • Hacer explícitos tu marco educativo y tu práctica te ayuda a definirlos, revisarlos críticamente y mejorarlos.
  • Valora el modelo social que ayudas a configurar a partir de tu marco educativo y tu práctica así como sus implicaciones generales en otros ámbitos: sociedad, economía, etc.
    • Tu docencia es parte del engranaje invisible de la maquinaria social. Pero no es un engranaje pasivo, sino una pieza que ayuda a definir a la maquina en si.
  • Difunde tanto como sea posible tu visión global, tu marco pedagógico y tus elementos fundamentales de tu práctica educativa para someterlos a la crítica pública y para contribuir al aumento del pool de información educativa.
    • La Red no es exclusivamente la chistera del docente para encontrar materiales y recursos; la Red es, también, nuestro claustro-en-la-red para darnos apoyo, evaluarnos y situarnos en la realidad compartida que solemos llamar escuela.
  • Mantén este ciclo de funcionamiento permanentemente, revisando y reajustando críticamente sus componentes de manera cíclica.
    • Volvemos a empezar: ¿Tienes información?¿La lees críticamente?¿Te ayuda a construir tu visión en el mundo?¿Y tu marco pedagógico?¿Cuáles son sus implicaciones?

En fin, no quiero adoctrinarte; no tienes por qué asumir nada de lo que digo. Es más, prefiero que no lo hagas. Es mejor que lo pienses críticamente y que, después, tomes tus propias decisiones. Pero piensa. Toma decisiones. Actúa. Decide. Actúa. Es el momento. Acaba con el eclipse.

Tags: ,

Una respuesta A El eclipse: propuestas para que salga el Sol

  1. Fernando, chapeau de nuevo. Sabes hacer urgar a las personas en su conciencia e intelecto. Gracias de nuevo.Salud y buenas vacances

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: