Sobre la formación del profesorado a partir de las experiencias #MINECIE2019 y #SummerCamp13

El mes de julio es para muchos docentes un mes de una intensa actividad. A pesar del imaginario colectivo, julio es, entre otras cosas, el mes de los cursos de verano y el mes de Aulablog y Novadors. Todo tipo de jornadas, seminarios, reuniones formativas y encuentros se celebran este mes una vez que las clases han acabado y los docentes ganan algo de tiempo y tranquilidad para pensar sobre su profesión – tiempo y calma que no suelen existir a lo largo del curso, desafortunadamente, a pesar de que los educadores y educadoras lo reclaman constantemente.

El pasado mes de julio de 2019 me regaló dos experiencias auténticamente memorables: en primer lugar, el curso de verano “Metodologías innovadoras para una nueva escuela (en el centenario del Instituto-Escuela)“, que tuve la suerte de co-dirigir junto a mi querido Carlos Magro, y, justo después, el Summer Camp C13inside. La primera de estas dos experiencias ha sido uno de los cursos de verano organizados por el INTEF para docentes de todo el territorio nacional y se celebró en Madrid en la sede de la Fundación Giner de los Ríos y la Residencia de Estudiantes, fundamentalmente. El segundo ha sido un sueño hecho realidad por parte de Conecta13, pues desde hace tiempo queríamos compartir inquietudes y preguntas con otros educadores y educadoras abriendo para ellos nuestro “Taller de Ideas” granadino.

Ambas experiencias han sido el resultado de muchas horas de preparación y trabajo, obviamente, pero somos felices al haber constatado que el nivel de satisfacción de los participantes ha sido muy alto en ambos casos. Además, en ambas experiencias, que comparten las mismas claves organizativas, hemos podido constatar que hay muchas posibilidades de ofrecer una alternativa de calidad en el ámbito de la formación permanente del profesorado diferentes al curso estándar organizado en torno a ponentes o talleres.

No obstante, permitidme que empiece con dos enlaces. El primero de ellos nos lleva a La Aventura del Saber, el programa de La 2 que nos acompañó durante la celebración del curso de verano en Madrid y que emitió hace unos días un estupendo reportaje que recoge la esencia del curso.

En segundo lugar, permitidme también enlazar la crónica que hizo el equipo de Conecta13 de nuestro summer camp: Crónica de un campamento de verano para docentes. En esta entrada podéis ver, además de una somera descripción de las actividades que ocuparon nuestros tres días de convivencia y trabajo, algunas imágenes de aquellos días felices.

¿Cuáles han sido, por tanto, las claves de ambas experiencias? En primer lugar, la clave fundamental ha sido un respeto absoluto por los docentes que han participado en ellas, que son profesionales no solo con una alta cualificación sino con prácticas que debemos respetar. La premisa básica es que nuestra intención ha sido colocar a los docentes en el centro de un proceso de desarrollo profesional cuyo punto de partida es su propia experiencia personal, como aprendices y como docentes, para ir creciendo a partir de la resolución de problemas, el diálogo respetuoso entre compañeros, la vivencia compartida y el deseo de colaboración.

Desde este punto de partida el diseño de ambas experiencias consistía en cumplir con el mandato de Manuel Bartolóme Cossío:

“Rompamos, pues, los muros de la clase.”

Manuel B. Cossío. 1905.
“El maestro, la escuela y el material de enseñanza”.
Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, nº 100, pg. 92.

Es decir, nos hemos puesto las gafas de la investigación y la curiosidad científica y hemos buceado en las dos ciudades, Madrid y Granada, para descubrir, junto a otros profesionales y diversas instituciones, lo que el entorno urbano tiene que enseñarnos y cómo podemos usarlo en nuestro trabajo educativo. En este sentido recorrer las salas del Museo de Ciencias Naturales con Noelia Valle, las calles de Granada con Blanca Espigares o el MediaLab Prado, CaixaForum Madrid, el Museo de la Memoria de Andalucía o el Parque de las Ciencias de la mano de sus responsables ha sido, para todos nosotros, una magnífica oportunidad para hacer crecer nuestros conocimientos a través de la indagación y el cuestionamiento. Los docentes somos, en primer lugar y sobre todo, eternos aprendices curiosos y la estructura de ambas experiencias ha servido para estimular y satisfacer esa curiosidad.

Además, la conjunción de la ciudad como espacio de aprendizaje y el uso de tecnologías móviles ha resultado un éxito. Nuestros teléfonos y las tabletas, proporcionadas por Samsung, se han revelado como eficaces compañeros para la realización de actuaciones como un Paseo de Jane, la grabación de vídeos, la resolución de tareas in situ o la recogida de información para su procesamiento posterior. Hablamos mucho de tecnología en cursos y seminarios pero rara vez nos atrevemos a usarla – aunque quien la maneje sea un docente – y en estas dos experiencias hemos confirmado que el sentido de la tecnología es prestar servicio al aprendizaje, y no al revés.

En definitiva, creemos que el diseño y la organización de ambas experiencias han sido exitosos. Sin embargo, somos conscientes de que el éxito no dependía de las premisas que habíamos adoptado, ni de la ciudad – por mucho que aporten Madrid o Granada – o sus instituciones, ni de la tecnología, por supuesto.

El éxito de cualquier propuesta seria de desarrollo profesional depende de los profesionales que participen en ella. Sin las aportaciones, la buena disposición, el atrevimiento, la cordialidad y la valía de quienes nos participaron en el curso de verano y en el Summer Camp todo podría haber fracasado o el resultado podría haber sido mediocre. No ha sido así porque tenemos un profesorado de alto nivel, con una clara voluntad de aprender y renovarse y dispuesto a hacer de su propio desarrollo profesional una palanca para el éxito y el bienestar de su alumnado.

Por esta razón, gracias a quienes habéis hecho posible #MINECIE2019. Tenemos una cita en Granada – y lo sabéis 😉 Carlos y yo os mandamos un fortísimo abrazo.

Gracias también a quienes habéis abierto las puertas del Summer Camp C13inside. El próximo verano las puertas de Conecta13 se volverán a abrir y será gracias a vosotros. Esperamos que la experiencia de nuestro “Taller de Ideas” os acompañe en vuestro trabajo cotidiano en las aulas.

1 Comment

  • Siguiendo a Paulo Freire: “Quien se atreva a enseñar, nunca debe dejar de aprender”. Y con ese espíritu hemos disfrutado con vosotros de la fantástica experiencia que anidó durante esos días en torno a la Residencia de Estudiantes. Un lujo y un placer, maestro. Abrazos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: