Veinte años no es nada…

Reflexión

20

Dice el tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera que veinte años no es nada. Imagino que la réplica más razonable es: “Depende”.

Parece que fue ayer cuando llamé a mi madre desde Granada para decirle que empezaba a dar clases en la universidad el lunes siguiente. Mi madre, feliz, salió corriendo a buscar a mi padre, que aun estaba trabajando. Lo encontró volviendo a casa y cuando se lo dijo, según cuenta mi madre, mi padre lloró en la calle sin poder contener las lágrimas de alegría. Siempre me he sentido orgulloso de ser profesor de la Universidad de Granada, como dice su rectora Pilar Aranda, pero, francamente, de lo que me siento más orgulloso es de haber hecho feliz a mis padres aquella tarde con aquella llamada.

Y en un suspiro, han pasado veinte años y aquí estamos, con un curso más a nuestras espaldas.

Permíteme ahora la licencia de volver la vista atrás para, como decía Antonio Machado, ver “la senda que nunca se ha de volver a pisar”. Así pues, este es mi balance (incompleto) del curso 2014-2015.

Avancemos de lo mayor a lo pequeño, que no es exactamente lo mismo que de lo importante a lo irrelevante.

Este curso 2014-2015 he estado centrado, fundamentalmente, en tres grandes proyectos. En primer lugar, este curso he tenido la suerte de coordinar el segundo año del desarrollo del Proyecto Lingüístico de Centro en Andalucía. Este segundo año ha visto como el proyecto se consolidaba en número de centros participantes, en desarrollo de PLCs de calidad y en implicación de la red asesora de formación del profesorado. Allá por noviembre comenzó para mí un periplo por las ocho provincias andaluzas que me ha permitido conocer las inquietudes de los centros, el trabajo honesto de los asesores y asesoras y las marcas distintivas del PLC andaluz, que no surgen de ninguna normativa (porque no la hay) sino de la voluntad y la profesionalidad de los docentes andaluces. En una entrada en noviembre intenté recoger estas ideas con el título de El Proyecto Lingüístico de Centro en Andalucía (2014-2015) y en el mes de febrero pude mostrar las primeras evidencias del trabajo de este segundo año en sendas entradas, las cuales merecen tu atención, si te interesa el tema, por recoger las experiencias de centros concretos en el proceso de diseño de su PLC:

Sin lugar a dudas, el PLC ha sido el tema al cual he dedicado mayor esfuerzo en los últimos años, especialmente en Andalucía. Estoy contento de los logros alcanzados pero aun más de los amigos y amigas que he reunido en el camino: Manu Martín y su equipo en el Servicio de Planes y Programas, sin los cuales nada hubiera sido posible; mi equipo de tutoras y tutores del PLC: María José Álvarez, Tomás Barroso, Elisa López, América Pérez, Asunción Bernabeu, Pilar Torres y Santi Fábregat; los asesores y asesoras de los CEP con los cuales he trabajado, especialmente mi amiga Carmen Caparros pero también Fran Vázquez, Yolanda Thiriet y Pilar Sánchez, Tomás Barroso, Miguel Calvillo y Beatriz Martínez, Juan Bautista García y Maribel Álvarez, José Rafael Esteban y Ana Gregorio, entre otros; y, sobre todo, los muchos docentes que me han prestado sus conocimientos y su experiencia para hacer posibles estos dos años de PLC en Andalucía. A todos ellos les doy las gracias por estos años de trabajo y, también, con estas palabras me despido de ellos: me voy tranquilo, con la certeza de la labor cumplida y de la entrega total, y también porque sé que el PLC está en buenas manos.

Pero no solo ha habido PLC este curso. El segundo gran proyecto ha sido el acompañamiento a los centros de la Fase II del Contrato-Programa de la Consejería de Educación del Principado de Asturias. Este proyecto, que ya os presenté en una entrada en octubre de 2014, me ha permitido confirmar la necesidad de tratar a los centros educativos como adultos, el valor de esperar lo máximo cuando se aporta en consecuencia y la importancia de confiar en el trabajo profesional de los docentes, que con frecuencia desborda nuestras expectativas y las previsiones de la administración. Han sido muchos viajes a Asturias, alentado siempre por el encuentro feliz con mi grupo de asesoras y asesores de formación, siempre sonrientes, siempre entregados, siempre cariñosas con el viajero. Una vez allí no sobraba un minuto para el ocio: reuniones, centros, sesiones, encuentros, visitas y charla, mucha charla con quienes ya considero mis amigas y mis amigos de Asturias. En este sentido debo dar las gracias especialmente a Marga Valdés, que ha sido mi compañera en este proyecto allanando el camino para cada una de mis visitas, y con ella a todas las asesoras y asesores con los que he tenido la suerte de trabajar: Carmen Reigada, Belén Álvarez, Montse Sánchez, Juanjo Lera y Mirian Miranda.

Finalmente, el tercer gran proyecto, más intenso que extenso en comparación con los otros dos, ha sido el ABPmooc. Las cinco semanas del MOOC dedicado al Aprendizaje basado en Proyectos han sido un torbellino de preparación de materiales, tuits, mensajes, correos electrónicos, hangouts, llamadas y mensajes de WhatsApp que han permitido poner en pie la magia de un MOOC social y conectivista como los que estamos desarrollando entre el INTEF y Conecta13. En el caso concreto del MOOC sobre ABP este año debo agradecer profundamente el enorme trabajo realizado por Toni Solano y Belén Rojas en la curación y la dinamización del MOOC: ellos han llevado realmente la nave a puerto con su trabajo, ellos son los auténticos motores de este MOOC, cuyos resultados más tangibles son los cientos de proyectos diseñados por los participantes y las entradas en el blog del INTEF como testimonio del camino realizado. Gracias a los dos por vuestro trabajo y por vuestra amistad.

Y junto a estos tres grandes proyectos, ¡muchas ponencias y muchas publicaciones! Permíteme si las recojo aquí de nuevo por si te sirven y, también, para traerlas de nuevo a mi memoria.

Entre las ponencias que he impartido, este curso he hablado de

Y en este blog, De estranjis, he escrito entradas como

Mención especial merecen las entradas que he dedicado a los juegos de mesa, y que tanto placer me ha dado escribir:

Además, también me han realizado algunas entrevistas, que recogí en este blog:

También han visto la luz algunas publicaciones en formato artículo, capítulo y libro, como:

¿Listo?¿Esto es todo? Por supuesto, esto no es todo. Quedan en el tintero asuntos tan importantes como mis clases en la Facultad de Educación de Ceuta, las reuniones y el trabajo con mis compadres de Conecta13, la participación en la Asociación Educación Abierta o el #SantillanaLAB, mi acercamiento al Colegio Heidelberg y el Colegio Arenales, la participación en el TEDxNervioRiver, muchas otras ponencias relevantes que no tuvieron (en su momento) el post que les correspondía y muchas otras aventuras, más o menos importantes y discretas que han servido para celebrar este vigésimo aniversario en la Universidad de Granada como se merece.

Ya no soy aquel imberbe que llamó a su casa para contar a sus padres que sería profesor en la UGR pero, aunque las nieves del tiempo no platearon mi sien 🙂 sigo teniendo febril la mirada y el curso que viene, como canta Gardel o como afirma Terminator, pienso volver con más ganas y más proyectos, la ilusión intacta, las fuerzas renovadas. En el fondo, veinte años no es nada…

Salud

Imagen: Burning birthday candles

Tags: ,

8 Respuestas a Veinte años no es nada…

  1. Carmen dice:

    Veinte años no es nada, te lo dice una que ya ha superado los 30 y que como tú piensa mantener la ilusión intacta y las fuerzas renovadas.
    Me ha emocionado leer tu entrada, me encanta lo que escribes y como lo escribes porque además de llenarlo de conocimiento lo llenas de emociones.
    Gracias Fernando Trujillo por estar siempre enseñándonos a ser mejores docentes cargado con el arma del trabajo incansable, la reflexión propia, la mirada atenta en los demás, y el humor y el amor por bandera.

  2. SARA CERVELLERA dice:

    Buen trabajo, amigo mío. Supongo y espero que te haya quedado tiempo para besos, abrazos, amigos y siestas.
    Gracias por hacer el trabajo por y para nosotr@s ¡maestro!

  3. […] Dice el tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera que veinte años no es nada. Imagino que la réplica más razonable es: "Depende". Parece que fue ayer cuando llamé a mi madre desde Granada para decir…  […]

  4. eduideas dice:

    Un año realmente ocupado, me alegra que nos lo resumas con enlaces, que así podemos recuperar lo que hayamos perdido por el camino. ¡A por el 21!

  5. Ana Sainz dice:

    Me gustaría que en alguno de tus viajes, pasaras por Soria; te sigo desde que mi Centro empezó como Piloto para la elaboración del PLC desde el CFPI de Valladolid. Aunque ahora estemos un poco estancados, me gustaría saber cómo ha ido en otros lugares.
    Un saudo

  6. Felicidades, primo!!! Un abrazo. Solo tú eres capaz de unir a Gardel, a Machado y a Terminator en un mismo texto… Eso lo has conseguido con 20 años de trabajo ¿Qué harás cuando lleves 40? 🙂

  7. Enhorabuena y gracias por estos 20 años.
    Cuando tu empezaste yo apenas había nacido, y me alegro haber aprendido y aprender tanto contigo! un abrazo!

    • ftsaez dice:

      Gracias, Santi: una de las mejores cosas de ser educador es que constantemente renuevas el grupo de amigos de quienes puedes aprender, como me pasa a mí contigo o con nuestros mutuos buenos amigos.

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: