Fin de curso: balance del año académico 15-16

ABP & proyectos, Centros educativos, Compromiso, Conecta13, Congresos y Jornadas, Formación inicial del profesorado, Formación permanente del profesorado, Lugares & viajes, Reflexión

2015-16.001

Un nuevo curso acaba. Quedan pocos días para que acabe el mes de julio de 2016 y pronto el mes de agosto traerá cierta desconexión, mucho tiempo con la familia y lecturas diferentes al resto del año. Llega, por tanto, el momento de hacer balance.

Para empezar, hago memoria de mi trabajo en la Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta. El aula es el espacio profesional donde soy más feliz: me gusta ser maestro y disfruto el tiempo de convivencia con mi alumnado cada año. Algunos años son, además, especialmente fructíferos.

Mi docencia en la facultad es un tanto peculiar – dentro de las convenciones de la universidad, claro. Para empezar, prefiero definir mi docencia más como una “experiencia” que como una “clase” y desde esa perspectiva diseño las situaciones de aprendizaje que compartimos mi alumnado y yo en las distintas materias que tengo bajo mi responsabilidad. En particular creo que este año ha sido un acierto haber concentrado el trabajo en las cuatro materias de grado que imparto en la facultad en tres proyectos: en todas las materias el primer proyecto servía para familiarizar a los participantes con el aprendizaje basado en proyectos, construir los cimientos de su identidad digital (blog, espacio en Google Drive y otras redes sociales mayoritarias) y aproximarnos a los contenidos de cada materia. El segundo proyecto ha consistido en el ya clásico Banco común de conocimiento, gracias al cual (casi) todos los estudiantes han podido realizar una práctica de micro-enseñanza en el aula. Finalmente, el último proyecto ha consistido en el diseño de un proyecto de aprendizaje completo. Estos tres proyectos nos permiten trabajar con calma y cubrir los objetivos de cada materia al mismo tiempo que se desarrollan los proyectos.

Para el desarrollo de mi docencia utilizo diversas herramientas digitales que me ayudan a trabajar. Así, por ejemplo, he recogido ideas e imágenes en un blog de aula, En clase y ha sido una experiencia interesante utilizar Tumblr pues me ha permitido escribir en tiempo real, en el mismo momento en el cual se estaba desarrollando la sesión (reconozco que me encanta la aplicación de Tumblr para dispositivos móviles y las posibilidades que da para el micro-blogging). También he utilizado Remind y he acabado mucho más contento que el año pasado, que usé Moxtra, para gestionar la relación con mis estudiantes. Finalmente el uso de otras herramientas como Google Drive, Genial.ly o herramientas de edición de vídeo ha sido también importante y me ratifica en la necesidad de trabajar de manera explícita la identidad y las competencias digitales del futuro profesorado desde el primer curso de sus respectivos grados.

En este sentido, quisiera compartir con vosotros algunos de los resultados del trabajo de los participantes en Educar21, la experiencia que gestiono en mi facultad y que algunos creen que son materias normales del plan de estudio (jejejeje):

fundamentos Educacion Primaria_GEma Rincon

clase de danza

 

Más allá de mi docencia en la facultad, el año ha tenido su ración de emociones y retos, fundamentalmente gracias a Conecta13 y sus proyectos. Mis amigos David, Miguel y Diego, junto a Belén, Azahara, Clara, Jesús y todo el C13Expandido siguen dándome alegrías con un trabajo fértil, pletórico de esfuerzo pero también de risas y felices momentos – este año, además, ya en nuestra nueva sede del Edificio CTT de la Universidad de Granada: ¡el Taller de Ideas de Conecta13!

Dentro de mi participación en Conecta13, el gran proyecto anual de este curso 2015-2016 para mí ha sido la coordinación de la formación del programa Samsung Smart School, gestionado por el INTEF y Samsung España. Samsung Smart School es un interesante programa experimental gracias al cual se forma a una serie de centros de difícil desempeño para que utilicen estrategias metodológicas propias del Aprendizaje basado en Proyectos y el Aprendizaje Móvil utilizando para ello tabletas y otros recursos digitales proporcionadas por Samsung. El interés, para mí, del proyecto ha sido triple: por un lado, los centros eran absolutamente fascinantes y me han permitido conocer situaciones laborales tan duras como ilusionantes, y muy especialmente el trabajo de las compañeras y compañeros de los colegios Ramón y Cajal y Vicente Aleixandre, ambos en Ceuta, con quienes he pasado momentos realmente buenos como mentor y como compañero en el diseño de sus proyectos; en segundo lugar, el formato blended de la formación conllevó el diseño de un curso on-line y, también, la gestión de un maravilloso equipo de mentores locales situados en cada una de las comunidades autónomas participantes en el Programa, a quienes siempre estaré agradecido por su profesionalidad y buen trabajo; en tercer lugar, el proyecto ha permitido constatar la flexibilidad y la potencia de la idea de Conecta13 relativa al diseño de proyectos y la utilización de artefactos digitales. Como botón de muestra del buen hacer de las compañeras y compañeros participantes en este programa, aquí os dejo algunas entradas escritas por los mentores del programa Samsung Smart School en el blog de Conecta13 y el storify del II Encuentro Samsung Smart School, celebrado en Madrid el día 25 de abril:

El segundo de los proyectos fundamentales para mí en los últimos dos años ha sido mi participación en la Fase II de los Contratos-Programa asturianos. No puedo agradecer suficientemente la confianza que han depositado en mí la Administración y las compañeras y compañeros asturianos durante los dos últimos años, como tampoco sé cómo agradecer a mi querida amiga Marga Valdés, que cuida de mí en cada visita, su amabilidad y profesionalidad. Sigo pensando que los contratos-programa suponen tratar a los centros como adultos y que esta relación “entre adultos” de la Administración y los centros, y de los centros con su profesorado, es positiva para todos. Además, este año acerté pidiendo poder visitar, tras cada sesión de trabajo, uno de los centros del contrato-programa, como relaté en algunas entradas en De estranjis (aunque alguna entrada aun queda pendiente sobre algunos de los centros que visité, pero tempus fugit…).

Además de estos dos proyectos de larga duración, la gira de ponencias y talleres comenzó pronto este curso con un maravilloso viaje a Ibiza para hablar de Artefactos Digitales y justo después una interesante visita al sevillano IES Chaves Nogales (mando desde aquí un recuerdo especial para mi amigo Nacho, que este año nos ha dado un pequeño susto a todos los que le queremos). A partir de ahí se han sucedido proyectos, encuentros, viajes, ponencias, visitas a centros y amigas y amigos, muchas amigas y amigos.

Por ejemplo, este año he tenido algunas ponencias que me han proporcionado experiencias personales muy valiosas. En este sentido, quizás puede parecer que el viaje más espectacular de este año fue mi visita a Bogotá gracias a Computadores para EducarTelefónica Educación Digital (de aquel viaje, junto con una ponencia previa para Santillana, salió una de las entradas más visitadas de este blog: “Yo ni ordeno ni computo: soy creador de multiversos“) pero, claro, un viaje a Durango para clausurar Eskola Digitala o una visita a Barcelona con motivo del ITWorldEdu tampoco están nada mal, ¡eh!

Quedan en el tintero el viaje a Londres junto a mi amigo Javier Palazón para visitar el BETT, mi “estancia” en el IES García Lorca de Algeciras observando su Semana de los Proyectos, la invitación de Clara Cordero para hablar sobre juegos de mesa en el EduGameJam, los viajes y encuentros con mis amigos FonQ y Chema con motivo del estupendo PDP, el Encuentro del British Council y el Ministerio de Educación en la Universidad de Alcalá de Henares, el viaje a Münich con el Instituto Cervantes, la mesa redonda en la Fundación Giner de los Ríos junto a Mariano Fernández Enguita y César Bona, o la entrevista que allí le hice a Robert Swartz, las sesiones en el Colegio Internacional Torrequebrada, la participación junto a mis queridas Natalia y Mónica en el SantillanaLab, los dos másters de la UPO, el congreso de Competencias Básicas en Ciudad Real, el premio de la Fundación Amancio Ortega, las ponencias y la formación en ABP y Aprendizaje Cooperativo para Salesianos Catalunya, mi ponencia sobre gamificación en contextos de educación bilingüe, el curso de verano en Donosti o mis sesiones en el Summer Institute del Center for Teaching Thinking, pero no hay forma de relatarlo todo. Es más, si he participado en algún evento que no haya mencionado, espero que me perdonen los organizadores – les garantizo que me lo pasé bien también con ellos pero la memoria es débil en quienes ya nos vamos haciendo mayores 😛

La formación permanente del profesorado es un tema de enorme importancia y este año, como en los anteriores, ha ocupado un lugar importante en mi agenda. Así, para una visita formativa a Cantabria, que ha recuperado felizmente su red de centros del profesorado, preparé una entrada precisamente con ese título y tema: Sobre la formación permanente del profesorado. Intuyo que este va a ser uno de los temas centrales en la agenda política de los próximos años pero no en el sentido positivo y renovador que a mí me preocupa sino más ligado a estrategias de control del profesorado impuestas desde una falaz idea de calidad.

Para ejemplificar mi propuesta ofrezco tres experiencias distintas de formación permanente del profesorado: por un lado, este año he recorrido Euskadi (con mis queridas Ainhoas y mi amiga Paula) trabajando con equipos directivos en torno al Design Thinking como estrategia de gestión y resolución de problemas. Según la evaluación de la actividad los equipos directivos disfrutaron de la experiencia y consideran que el Design Thinking les puede ayudar en su trabajo cotidiano así que espero poder seguir profundizando en esta línea de trabajo el próximo año (y continuar, claro, con mis visitas a Euskadi, que tanto me gusta).

En segundo lugar, este año he impartido sendas conferencias dentro del ámbito del eTwinning. Os dejo aquí los enlaces por si os sirven de ayuda:

Creo que eTwinning es un ejemplo de programa a gran escala que incide favorablemente en la práctica educativa a pequeña escala y, en este sentido, muchos otros proyectos institucionales deberían tomarlo como referencia.

Por último, ScolarTIC me ha dado la oportunidad de diseñar dos nuevos MOOCs: uno dedicado al Aprendizaje basado en Proyectos y otro dedicado al Proyecto Lingüístico de Centro y la Didáctica de lenguas extranjeras. Preparar un MOOC es siempre un reto y abordar estos dos MOOC me ha permitido revisar ideas y propuestas sobre las cuales había trabajado en años anteriores, además de trabajar con el equipo de ScolarTIC, a quien mando desde aquí un abrazo (y especialmente a Cristina López San Segundo, que ha tenido que soportar mi carga de trabajo con una paciencia realmente desmedida).

Mención especial este año merece la colaboración que he realizado con el Periódico Escuela, que me ha permitido reflexionar sobre algunos de los temas educativos que más me preocupan:

Mando, por ello, un fuerte abrazo a Pablo Gutiérrez del Álamo por todo el trabajo que ha realizado en Periódico Escuela y le deseo lo mejor en sus nuevos proyectos.

En la misma línea, este curso he escrito dos entradas aparentemente contradictorias. Te dejo aquí los enlaces y te invito a que intentes interpretarlas para saber por qué estoy en contra del Aprendizaje basado en Proyectos y, también, a favor del Aprendizaje basado en Proyectos. ¡Gracias, EducaconTIC, por la oportunidad de seguir escribiendo para ti!

Por otro lado, me siento especialmente orgulloso de mi libertad. Poder escribir lo que pienso es el ejercicio de un derecho pero también una obligación como ciudadano y como universitario. En este sentido, percibir que De estranjis sigue siendo un espacio crítico me ratifica en mi compromiso con la Educación y, especialmente, con la educación pública de calidad, aquella para la cual acuñé hace algún tiempo el sobrenombre de Centros Finlandia, que fue el motivo de una de mis ponencias de este año, en el estupendo congreso Nuevos modelos educativos, nuevos centros. OS dejo, en esta línea, dos entradas que escribí sobre TIC en Andalucía desde la perspectiva institucional:

En este sentido, este curso puedo desarrollar mi compromiso en un nuevo espacio. Además de ser claustral en la Universidad de Granada en representación del PDI del Campus de Ceuta, este curso resulté elegido como miembro del Consejo de Gobierno de mi universidad. El Consejo de Gobierno es el órgano de debate y aprobación de las grandes decisiones de la universidad y de las actuaciones realizadas por su equipo de gobierno (con la Rectora Pilar Aranda a la cabeza) y formar parte de él me está permitiendo llevar la voz de Ceuta a Granada y está resultado, además, ser una intensa experiencia de aprendizaje.

Finalmente, no olvido que este año nos dejaron dos grandes personas, cada una con su estilo pero unidas por el amor y el compromiso con la educación como motor de transformación social. Donde quiera que estéis, os mando un beso y un abrazo, querida Carmen y querido Salva.

Y cierro aquí ya esta entrada, que ha resultado demasiado extensa. Ahora toca descansar y coger fuerzas para un nuevo curso, que esperemos que sea bueno para todos.

Os espero en septiembre de 2016.

Salud

Imagen de cabecera: honglouwawa para Shutterstock

Tags: , ,

Una respuesta A Fin de curso: balance del año académico 15-16

  1. Marga Valdés dice:

    Magnífico resumen de todo un intenso año de trabajo y dedicación, digno de un auténtico “superman” de la educación. Está claro que para desplegar toda esa actividad se requieren muchas capacidades -tú las tienes todas-, pero el descanso es algo imprescindible que toca ahora. ¡Bien merecido está! Recarga batería y nos vemos el próximo curso.

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: