¿Cómo incorporar las competencias básicas a nuestra “cultura de enseñanza”?

Competencias básicas

He pasado dos días de trabajo en torno a las competencias básicas en Jerez, invitado por el Centro del Profesorado. El lunes por la tarde me reuní con profesoras y profesores en Medina Sidonia (donde me hablaron del Proyecto Medina, una experiencia de etnografía en la cual los estudiantes salen del centro para conocer la ciudad y aprender en ella), el martes por la mañana con el “asesorado” en el CEP y el martes por la tarde con otro grupo de profesores en Jerez, muchos de ellos de centros concertados.

Si bien este tema de las competencias no tiene nada de nuevo (ni en Europa ni en otras países), la llegada a la escuela ha sido “abrupta”. Hay muchas preguntas que responder al tiempo que se espera del profesorado que las haya incorporado, casi ya, a sus programaciones. No parece razonable esta expectativa cuando “asesorado” e inspección aún se están formando (lo cual dice mucho de ambos cuerpos de la administración educativa, pero también debe hacernos pensar en acometer la incorporación de las competencias como una reforma gradual de nuestros modos de trabajar, no como un cambio repentino en el cual podemos acercarnos a riscos peligrosos).

Entre las preguntas que debemos responder está saber qué son las competencias básicas, o qué relación tienen con otros conceptos colindantes (capacidades, habilidades, destrezas, materias y áreas de conocimiento) o en relación de subordinación (objetivos, contenidos, criterios de evaluación). Tampoco puede quedar sin responder qué aportan las competencias realmente al sistema, cuestión que no se puede soslayar si queremos dotar de valor argumental a la nueva propuesta, así como qué medidas deberán adoptar los centros para poner en funcionamiento un enfoque de la educación basado en competencias.

Obviamente, resueltas estas cuestiones generales aún tendremos que dilucidar cómo programar en función de las competencias básicas, cómo trabajar en el aula para promoverlas o cómo evaluar para poder medir su nivel de desarollo.

Y gravitando sobre todas estas cuestiones hay una pregunta fundamental y que exige inmediata respuesta: cómo podemos incorporar las competencias a nuestra “cultura de enseñanza”, que hablaba hasta ayer de capacidades.

Las respuestas a estas preguntas debemos buscarlas entre todos. Algunas comunidades ya llevan tiempo trabajando en esta cuestión (véase Cataluña, Asturias, Canarias, Navarra o Cantabria, entre otras) y muchos centros del profesorado están funcionando a pleno rendimiento para asesorar, proveer de materiales, ideas y recursos al profesorado, como por ejemplo demuestra el blog sobre Competencias Básicas del CEP de Granada, que recoge una grabación en vídeo de una interesante conferencia de José Moya.

Sin embargo, la incorporación de las competencias a nuestra cultura de enseñanza está, obviamente, en manos de cada profesora y de cada profesor, de cada claustro y de cada centro. Superando la tendencia conservadora que quiere ocultar tras una supuesta falta de información o de recursos la voluntad de no moverse, los centros pueden diseñar planes de formación que satisfagan su interes o su necesidad en relación con las competencias básicas.

En mi opinión, más que precipitarnos a incorporar las competencias básicas a nuestras programaciones, como sea o como quieran las editoriales o el último “experto” invitado como ponente, cada centro podría diseñar su plan de formación a medio plazo, en los cuales se contemple un tiempo para leer, para reflexionar y para debatir ideas y propuestas, para que después ese debate lleve a un proyecto educativo de centro que contemple las competencias como principios organizadores de la práctica educativa.

Sin prisa, pero sin pausa.

Saludos

Una respuesta A ¿Cómo incorporar las competencias básicas a nuestra “cultura de enseñanza”?

  1. Hola. Estoy completamente de acuerdo con este comentario, con calma, pero avanzando. El pasado septiembre dimos una formación inicial sobre competencias y nuevo curriculum y, un profesor, ya mareado el pobre, preguntó: pero bueno, a ver, yo ¿que tengo que dar ahora?, ¿competencias o matemáticas?. La presentación y un ejemplo de secuencia didáctica que empleamos estan disponibles en la pestaña “materialak” de nuestro blog: http://b08leioa.net. Gracias por las referencias, me vienen de maravilla. Un fuerte saludo.

Deja un comentario

No comprar Cialis barato online receta es necesitada
A %d blogueros les gusta esto: